Blogia
¡BIENVENIDO AL SITIO DE LOS APANENSES (APANECAS)!

ENTREVISTA CON EL SR. ALBERTO MÉNDEZ MUTIO, LA VOZ DE UN CRONISTA APANENSE

En esta ocasión platicamos con el Sr. Alberto Méndez Mutio , originario de esta ciudad de Apan, además reconocido como cronista de la historia de nuestro pueblo y de las haciendas que le rodean, ello gracias a la envidiable memoria que le caracteriza y que hoy nos permite compartirnos los conocimientos que posee.

El Sr. Mutio nos cuenta que su apellido es poco común pues su ascendencia es Italiana por parte de su mamá, su papá fue Carlos Méndez Velasco , su tatarabuelo fue el Sr. Mariano Velasco y Cruzado (quien sendo dueño de la Hacienda de San Antonio de las Alcantarillas , provee – aún actualmente – a la ciudad de Tepeapulco por medio de un acueducto que va de tal lugar al centro de la citada ciudad), de tal forma que la familia por parte de su padre es ascendencia directa con los Virreyes de España, como el mismo nos lo cuenta. Además, Lauro L. Méndez (reconocido personaje local durante la Revolución de 1910 y participe de las fuerzas Villistas) fue su tío abuelo (en el tema de Biografías , encontrarás la entrevista que sostuvimos con el Sr. Mutio donde nos habla de este personaje), agradezco mucho la atención del Sr. Alberto para recibirme y aceptar esta entrevista, ojalá que la disfrutes.


ORIGEN DE LA TIENDA DE LOS HERMANOS VELASCO GÓMEZ EN APAN

Manuel, Bernardo, Félix e Ignacio Velasco Gómez fueron 4 Españoles que salvaron la vida gracias a la intervención de mi abuelo , ya después ellos, fundaron una de las tiendas más importantes en Apan, pero mira las cosas pasaron así ...

Por aquellos lejanos tiempos de los inicios de la revolución, ellos tenían la tienda de la hacienda de Irolo , se ganaban sus centavos honestamente, mi abuelo era el escribiente de la Hacienda, una vez le llego una carta donde le informaban que llegaría unos familiares de Puebla en un tren a tales horas, y pues la estación esta muy cerca de la hacienda está a escasos 5 minutos caminando quizá menos a minutos, pero en aquella ocasión, ni el administrados ni el dueño de la Hacienda estaban en Irolo.

Mi abuelo se fue a la estación pero resulto que el tren que llego era un tren militar, y en él venía un general llamado Trinidad ... junto con coroneles y soldados, el general bajo y con el primero que hablo fue con uno de los peones de la hacienda preguntándole por el dueño de la hacienda, y el peón le informó que no se encontraba ni él ni el administrador pero que ahí mismo en la estación estaba el escribiente de la Hacienda, señalando a mi abuelo, y pues digamos que al no estar nadie más, mi abuelo era como el encargado de ese momento.

Mi abuelo era una persona preparada y reconoció la jerarquía del general por sus vestimentas, entonces el general se acerco a saludarlo y le comunico que había venido a tomar la hacienda, y que fuera como fuera la iba tomar , entones mi abuelito le dijo: “claro mi general, yo no soy el dueño ni el administrador, pero adelante mi general, disponga usted de la hacienda, tome posesión de la misma junto con sus soldados”, entonces el general se sintió bien atendido y agradecido, así que no tuvo que usar la fuerza para tomar la hacienda, mi abuelo le ofreció alimento y todas las comodidades, con eso le cayo bien mi abuelo al general, pero pasados 3 días de que ellos llegaron, mi abuelo fue a la tienda de los Españoles Gómez Velasco, y fue a comprar una cajetilla de cigarros , en ese momento entro una de las criadas, y llego pidiendo que saliera alguien de los patrones pero estaban desayunando, insistió y como se veía alterada mi abuelos se espero para ver que pasaba, y para hacer tiempo se puso se dispuso a abrir su cajetilla y fumarse un cigarro ahí mismo, hasta que salió uno de los gachupines (porque así les llamaban despectivamente, pues no querían a los Españoles en México) la muchacha le dijo que escucho como el general había dicho que los gachupines de la tienda le caían muy mal y había dado ordenes a su coronel para que clareando el siguiente día los fusilara , mi abuelo escucho y entonces esa misma tarde llego con el general con unas botellas, el general lo recibió bien y mi abuelo le dijo que quería saludarlo y que deseaba compartir con él unas copas, a lo que el general acepto, ya después de la primer botella él le dijo: “general, he escuchado un rumor de que mando fusilar a los españoles de la tienda, y le pido como amigos que les perdone la vida, ellos son jóvenes y trabajan honradamente, no son gente mala”, el general no quería acceder pues había dado una orden, mi abuelo le aseguro que los conocía y que no eran de peligro ni gente de mal, después de tanto insistir, el general le dijo a mi abuelo: “Sr. Mutio, solo porque usted me ha caído bien y en atención a ello les perdonarle la vida pero vaya y dígales que se larguen inmediatamente de aquí, porque si mañana los veo los mando fusilar”.

Mi abuelo salió y fue a avisarles, y ellos le agradecieron a él y a las ganas de fumarse un cigarro porque si no fuera por eso no se habría enterado el abuelo de la orden de fusilamiento , el los envió con la Sra. Mariana, una amiga de él, ella rentaba cuartos grandes aquí en Apan, anotaron el nombre de ella: Mariana de Mondiego , (dudas respecto al apellido) y les dijo que a su vez le dijeran a la señora que iban de parte del Sr. Enrique Mutio , y les dijo: “díganle que van de parte mía y que les rente por favor uno de sus cuartos”, en ese momento cargaron sus cosas , lo que pudieron y toda la madrugada estuvieron viajando de Irolo a Apan , y así fue como ellos llegaron a Apan y de esa forma empezó la fama de los hermanos Gómez Velasco y de su famosa tienda en Apan.

LA VASIJA DONDE SE LAVARON LAS MANOS LOS EMPERADORES MAXIMILIANO Y CARLOTA AQUÍ EN APAN

El emperador Maximiliano vino a México en 1864, era el primer emperador que venia a México , una ocasión se le ocurrió con la emperatriz Carlota, ir a la ciudad de Puebla, pero donde hoy es la estación de ferrocarril en Apan, no había nada de eso, pero aquí era el paso obligado de México a Puebla , pero a la altura donde hoy esta la estación de ferrocarril se descompuso su carruaje cuando ellos cruzaban por Apan sus hombres preguntaron que quien seria el hombre mas viable para que recibiera en su casa a los emperadores, mientras encontraban un carrocero que les arreglara su carruaje y les dijeron que era el Sr. Don José María Velasco que vive en (lo que hoy es) la avenida Hidalgo, entonces mi bisabuelo en esa casona de esa calle tenia hasta su carruaje personal y tenia su cochero que era Tanislao Larios , el era panadero, y fue cochero de mi bisabuelo, entonces envió su carruaje por los emperadores, durante ese tiempo que estuvieron con él hicieron amistad, y entonces en el antecomedor, mi bisabuelo tenia una bandeja inglesa muy cara, que tenía pintadas unas golondrinas que bebían agua de una fuente, y ahí se lavaron las manos los emperadores y mi bisabuelo lo guardaba con muchos celo.

Esa bandeja fue heredada en vida a mi abuelita Abelina Velasco y Velasco (mamá de mi papá), pero tenía un hijo (uno de mis tíos) que era... como decirlo ...muy tracalero , y cuando era jovencito llego un día y le dice a mi abuela: “mamá ¿que crees vendí?, la bandeja en 60 pesos” , el pensaba que era mucho dinero, mi abuela lo mando a devolver el dinero y que regresara con la bandeja pero cuando le dijo a quien se lo había vendido (al Dr. Ricardo Valencia Orozco o al Dr. De Ita no recuerdo) pues desistió porque pues se trataba de gente noble y mi abuela noble igual no quiso regresar a deshacer el trato, aunque decía que ese trato no tenia validez porque mi tío era un muchachito de 13 años.

Y pues esa bandeja ahora tendría un valor incalculable por el solo hecho de que ahí se lavaron las manos el emperador Maximiano y la emperatriz Carlota, pero fue vendido en 60 pesos. Actualmente no sabemos donde quedo ese juego ingles, ambos doctores ya fallecieron y pues además la vasija estaba en muy buen estado y ya era de por sí muy cara, pero fue vendida en 60 pesos, ¿puede usted creerlo joven?.


CANTINFLAS EN APAN

Yo tengo entendido que Cantinflas venía seguido a Apan porque Heriberto Rodríguez era ganadero, tenia toros de lidia y a Cantinflas también le gustaban los toros, entonces venía seguido a Apan como invitado del Sr. Heriberto, incluso creo llegaron a ser compadres, yo recuerdo haberlo visto alguna ocasión aquí en Apan, aunque yo estaba muy chico y lo vimos de rápido, iba en una camioneta y lo vimos de paso nada mas.



El Señor Alberto Méndez Mutio nos ofreció una segunda entrevista donde platicamos exclusivamente acerca del General Lauro Méndez López , mejor conocido como Lauro L. Méndez , tal entrevista la puedes disfrutar en el tema de BIOGRAFÍAS , además nos contó una historia interesante que tiene lugar en un lugar conocido en Apan como “La Quinta” ubicado sobre la prolongación de la calle Aldama, ¿quieres saber de qué se trata?, visita el tema : MITOS Y LEYENDAS , ambos artículos estoy seguro serán de tu agrado por la cantidad de información que el Sr. Mutio amablemente nos proporciono en dos charlas –por demás agradables- en su hogar.

Los relatos que nos proporciona el Sr. Mutio han sido transmitidos en su familia a través de las distintas generaciones, él mismo escucho algunas de estas historias en voz de su tío abuelo José Méndez (hermano de Lauro L. Méndez), así como de su abuelita la Sra. Abelina Velasco y Velasco.

Todos los datos, relatos, nombres e información de tipo cultural e histórico son propios del conocimiento de nuestro entrevistado según su propia experiencia, y no poseemos sustento evidencial de algunos de ellos, pues no faltará quien tenga comentarios distintos o puntos de vista diferentes a los expresados en esta entrevista.



Entrevista, redacción, fotos y edición: Omar González

2 comentarios

Rocío Carrillo Méndez -

Hola Tío Alberto, es un verdadero gusto haber leído tu entrevista, eres todo un cúmulo de Inteligencia, sabiduría y experiencia, ha pasado algun tiempo desde la entrevista; si llegas a leerla me gustaría que te comunicaras conmigo; soy Rocío Carrillo Méndez; hija de tu prima Gloria (Q.E.P.D.) Te mando un abrazo y un beso. Te dejo mi teléfono por si desearas comunicarte conmigo, extraviamos datos por la inundación que dejó el Huracán Karl en septiembre de 2010. Celuar (045) 2297 812638. Salúdame a todos por allá.

sr Alberto Mendez -

Un fino agradecimiento por la entrevista al sr prof Omar Gonzalez que tubo la atenta amabilidad conmigo
atte
sr Alberto Mendez Mutio