Blogia
¡BIENVENIDO AL SITIO DE LOS APANENSES (APANECAS)!

EL RETABLO

EL RETABLO

 

El altar mayor es todo de cedro con esculturas de tamaño natural muy buenas esta dorado todo y es muy semejante al de Santos Reyes de la Catedral de México * (Descriptiva. Archivo Parroquial).

Encontramos de sumo interés el retablo que ocupa todo el ábside, tanto por la riqueza de su composición basada en los principios del estilo Churrigueresco, cuanto por el buen estado en que se conserva; verdaderamente es una de las pocas joyas arquitectónicas de fines del S. XVIII con que cuenta el estado de Hidalgo y es de muy lamentarse que en épocas posteriores se haya construido el feo ciprés que se eleva hacia su parte media inferior, ya que desentona completamente del estilo de aquel y con ello desvirtúa la belleza del conjunto * (Catálogo de construcciones religiosas del Edo. De Hidalgo)

Especialistas como Manuel Toussaint y Angulo , lo juzgan como una de las obras maestras del barroco estípite. “En el estado de Hidalgo, aparecen dos ejemplares de grande empuje ... el Templo de Apan poco mencionado, pero cuyo retablo principal puede figurar entre los primeros del churrigueresco Mexicano” * (Arte colonial de México. M. Toussaint p. 154)

La construcción de retablo se atribuye al arquitecto Lorenzo Rodríguez, quien construye también el Sagrario Metropolitano de México . Basta fijarse en su composición; en la forma de las hornacinas ínter estípites, tan características de su estilo; en el movimiento que asumen las imágenes alojadas dentro de los nichos y de su dirección ascendente que culmina en un coronamiento tan desarrollado que en realidad puede considerarse como un tercer cuerpo para comprobar que es en todo semejante a las fachadas de sagrario particularmente, según nuestra manera de sentir a la que se encuentra situada lado oriente del edificio, también dedicada como el retablo de Apan, a la Asunción de la Virgen.

El gran retablo está construido por tres cuerpos , tomando el coronamiento como el tercero.

 

En el primero figuran en hermosas imágens de talla, los padres de la Virgen: San Joaquin y Santa Ana. Aparecen allí también del lado derecho, San Nicolas de Tolentino y de lado izquierdo el Señor San José

 

En el segundo cuerpo, directamente encima del cerramiento mixtilíneo que da lugar a la cúpula del cimborrio, se encuentra en la intersección de los ejes centrales, la hornacina o camerín de la Virgen de la Asunción, primorosamente tallado como obra de orfebre.

Esta hornacina guarda, por cierto, un aire de semejanza, traduciendo naturalmente sus formas de madera a la piedra, con las hornacinas colaterales del segundo cuerpo de la portada que corresponde a la capilla del Colegio de las Vizcaínas en la Ciudad de México. Labrado también por el mismo Lorenzo Rodríguez hacia 1772. La de Apan se identifica con aquellas por su terminación en a parte inferior en esos roles tan característicos del autor del Sagrario Metropolitano. Las otras imágenes de este segundo cuerpo como el coronamiento, son santos que hacen coro a la Virgen.

En el tercer cuerpo, directamente arriba del camerín de la Virgen, se abre la ventana del ábside con un vitral policromado ya muy posterior. El coronamiento remata al eje central sobre la cima del medio punto en la imagen del Padre Eterno, que preside desde lo alto. 

Este retablo ha pasado a ser patrimonio de arte universal. En cuanto al ciprés construido muy posteriormente al conjunto del retablo, ya hemos dicho que es de mal gusto y desentona horriblemente. No se encontró fecha de cuando fue sustituido por el original, ni quien quitó el original churrigueresco.




Información proporcionada por la Ing. y Profra. Virginia César Jaramillo, cuyas fuentes a su vez se encuentran al encerrados entre paréntesis * .
Foto: Juan Carlos Villordo
Edición de gráfico y texto: Omar González
Nota: El artículo fue publicado tal cual lo recibí aún cuando no estoy de acuerdo en algunos textos donde se cita que las posteriores construcciones adheridas al retablo, lo afean, agreden, deterioran o son de mal gusto, si bien no corresponden al estilo arquitectónico original, desde mi punto de vista, el retablo sigue sendo bello y majestuoso aun con su inusual mezcla de estilos.

 

 

0 comentarios